Cinco consejos para mejorar tu nivel de juego

Aunque os parezca un tópico todos al comenzar a practicar un deporte cometemos los mismos errores o unos errores muy parecidos. Hace poco tiempo os contábamos cómo definir vuestro nivel de juego. Pues bien, una vez conoces tu nivel de juego en el pádel es importante mejorarlo para ir subiendo de nivel. Por eso hoy os damos cinco consejos para mejorar tu nivel de pádel.

Consejos para mejorar tu nivel de juego en el padel

1. No fallar el saque.

Es muy importante no fallar el saque porque aunque tengas una segunda oportunidad no siempre sale como nos gustaría, por eso es mejor pensar que sólo hay un saque y así darlo todo en el primer intento. Arriesgar en el saque está bien pero cuando tu nivel de juego te lo permita.

Hay muchos que piensan que el saque es un golpe definitivo y aunque en algunos casos pueda ocurrir, se trata de un golpe para poner la bola en juego y en este caso lo más importante que debes tener en cuenta es una buena colocación después del saque para continuar el juego y saber ver las oportunidades para conseguir el punto.

2. No fallar la primera volea.

Es un golpe que a los que se inician en este deporte suelen fallar con mayor frecuencia ya que es un golpe que suele pillar al jugador descolocado o corriendo hacia la red para encontrar su sitio. Para no fallar este tipo de golpe es muy importante que golpees a la bola parado, no en movimiento. Si intentas golpear la pelota durante la carrera lo más probable es que falles el golpe, y si aún no has llegado a la zona de ataque de la red, párate,devuelve el golge y sigue hasta la posición correcta.

3. Mantener la bola en juego.

Seguro que alguna vez has contado mentalmente cuantas bolas seguida eres capaz de mantener en juego durante un punto. Puedes realizar un sencillo ejercicio para mantener bolas en juego para así conseguir más seguridad en el juego, te ayudará a mejorar la posición y lograrás más concentración.

Habla con tu compañero o compañera para que juguéis al menos 5 bolas sin fallar. Se trata de un ejercicio muy simple que te ayudará a ganar confianza en tu juego.

4. La pared, esa gran desconocida.

La pista de pádel no es la de tenis, tiene paredes, así que aprovéchate de ellas durante el juego. La pared no es nuestro enemigo, y esto es pádel así que párate a pensar dónde se dirige la bola, déjala rebotar en la pared y después golpéala. Es mucho más sencillo así ya que ganas tiempo para pensar donde mandar la bola con tu golpe.

5.Vuelve a tu posición y comunícate con tu compañero.

Saber qué dirección va a tener la bola que te manda el rival es algo que te lo da la práctica en el juego, por eso mientras tanto debes tener muy claro cuál debe ser tu posición en todo momento.

El lugar de defensa está un paso por detrás de la línea de fondo y a dos pasos de la pared lateral. Si subes a la red , la posición correcta es a dos metros de ésta de esta forma podrás volver a atrás con rapidez.

A parte de la posición, es muy importante que sepas que el pádel es cosa de dos, por lo que cuanto más sincronizado/a estés con tu compañero/a mejor. Moverse bien con tu compañero/a por una pista de pádel mientras se juega es algo que se adquiere con el tiempo y con los partidos acumulados, pero no debéis ir cada uno/a por un lado. La idea que debéis tener en mente es cubrir la mayor parte posible de la pista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *