El pádel en invierno

Hoy hablamos de la problemática de jugar al pádel en invierno, ya que el frío puede ser tu peor adversario a la hora de practicar deporte. Si no tienes la posibilidad de jugar al pádel indoor te damos algunos consejos para que puedas disfrutar del pádel en pistas de pádel exteriores.

  1. Para entrar en calor antes de comenzar un partido de pádel o una clase no olvidéis la importancia de hacer un buen calentamiento.
  2. Abrigarse, pero no demasiado. Porque si te abrigas mucho puede ocurrir que no puedas moverte con facilidad para el juego. Utiliza ropa impermeable al viento pero que sea transpirable.
  3. Ten en cuenta que las pelotas de pádel no reaccionan igual ante el frío porque los materiales que se usan para fabricar las pelotas se alteran con el cambio de temperatura además, las pistas de pádel acumulan humedad, e incluso en algunos casos las pistas de pádel se congelan y el bote de la bola no es regular. Intenta jugar en días de sol, ya que así estas circunstancias se reducen.
  4. No tengas miedo de soltar el brazo, ya que los golpes de pádel se ven afectados por el frío. Esto se debe a que con frío tendemos a encoger el brazo y esto hace que realicemos los golpes con poca soltura.
  5. El cristal de las pistas de pádel se vuelve inestable con el frío , bien por la lluvia o por la heladas. Por ejemplo el cristal resbala por la humedad, o también la pista puede ser muy rápida debido a la humedad o rocío. Así que ten precaución amigo jugador la pista de pádel puede ser tu peor enemigo.
  6. Elige el calzado adecuado, la adherencia es una cualidad muy importante para el calzado de pádel, así que si tienes el calzado ya muy desgastado, igual es hora de cambiarlas.
  7. No arriesgues, si la superficie de la pista de pádel está mojada ten cuidado ya que puedes no conseguir los efectos deseados con tus golpes, puede que sea mejor jugar el plano.
  8. En los descansos abrígate aunque no tengas frío así no te resfriarás.
  9. No te olvides de beber agua, en invierno la sensación de sed no es tan aparente, pero tu cuerpo necesita estar hidratado igualmente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *